¿Por qué se carameliza la cebolla?

¿Por qué se carameliza la cebolla?
Shares 0
¿Por qué se carameliza una cebolla? ¿A qué se debe ese típico color, aroma y sabor de la carne asada? ¿Cómo se produce la fermentación en un queso o una cerveza? Los glúcidos, más conocidos por hidratos de carbono, son los responsables de todas estas reacciones ya que al transformarse ocasionan cambios significativos sobre los alimentos… pero ¿sabemos cómo actúan?
Los glúcidos constituyen uno de los grupos de nutrientes más importantes de nuestras dietas y están formados por carbono, hidrógeno y oxígeno. Estos dos últimos elementos se encuentran en los glúcidos en la misma proporción que en el agua, de ahí su nombre clásico de hidratos de carbono. Abundan en los cereales y en las legumbres, así como en frutas y verduras.
La principal función de los glúcidos es aportar energía al organismo. De todos los nutrientes que se puede emplear el cuerpo humano para obtener energía, los glúcidos son los que producen una combustión más limpia en nuestras células y dejan menos residuos en el organismo. Tal es así que el cerebro y el sistema nervioso sólamente utilizan glucosa como fuente de energía. De esta manera se evita la presencia de residuos tóxicos (como el amoniaco, que resulta de ‘quemar’ proteínas) en contacto con las células del tejido nervioso.
Dentro del grupo de los glúcidos se encuentran moléculas muy grandes como el almidón (fécula) o la fibra, o moléculas más pequeñas, como los azúcares. Durante su almacenamiento y procesado los glúcidos pueden sufrir distintas transformaciones o reaccionar con otros nutrientes, ocasionando cambios significativos en el color, aroma o sabor de los alimentos. Algunas de las reacciones más conocidas son las de caramelización, la reacción de Maillard o las fermentaciones…

Leer el artículo completo

 

Descárgate de manera totalmente gratuita un CURSO DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS PARA HOSTELERÍA Y RESTAURACIÓN

 

Shares 0
0


Add a Comment


*