La higiene del manipulador de alimentos (parte 2)

La higiene del manipulador de alimentos (parte 2)
Shares 0
En la post anterior hablamos sobre la importancia del manipulador como potencial agente contaminador de los alimentos y como actor decisivo para la prevención o garantía de la inocuidad de las comidas; todo ello centrándonos en los hábitos higiénicos de trabajo y el cumplimiento de las responsabilidades que corresponden a la actividad laboral.

En esta segunda parte vamos a incidir en aspectos más concretos que pueden originar contaminación como la ropa, los cortes, las heridas, el pelo… destacando también, algunas prácticas poco higiénicas que deberíamos eliminar totalmente.

En la nariz y en la boca del 40-45% de las personas se encuentra, de manera asintomática, un tipo de bacteria llamada Staphylococcus aureus. Esta circuntancia es temporal y pasa totalmente inadvertida, por lo que manipuladores afectados se comportan como portadores de la bacteria. Cualquier contacto de las manos con nuestra boca o nariz (estornudos, toses, etc.) puede ser causa de contaminación de los alimentos y por tanto de transmisión de enfermedades. La presencia de Staphylococcus aureus en los alimentos normalmente está ligada a la contaminación humana y puede originar en el consumidor un cuadro de vómitos. Cualquier manipulador de alimentos debería coportarse como si fuera portador de la bacteria (en realidad, no lo sabe) y proteger de su contaminación a los alimentos, especialmente los que ya están listos para el consumo (cremas, salsas, pastelería, fiambres, quesos blancos, etc).

Seguir leyendo…
Shares 0
0


Add a Comment


*