La formación: ¿gasto o inversión empresarial?

La formación: ¿gasto o inversión empresarial?
Shares 13
Las empresas son organizaciones vivas, con capacidad de aprendizaje y que necesitan constantemente actualizar sus productos o servicios con el fin de poder dar respuesta a los constantes desafíos a los que están sometidas (cambios tecnológicos, de tendencias, del mercado, de los clientes, económicos, etc). Pero sólo desde el conocimiento se es libre de tomar las decisiones más adecuadas en todo momento.
Las mismas inversiones en materiales, generalmente muy costosas, sólo serán rentables cuando estén en manos de un equipo humano adecuadamente entrenado para sacar de ellas las máximas posibilidades.
Desde este punto de vista, la formación puede presentarse a las empresas con una doble perspectiva de gasto e inversión.
  1. Puede ser vista como  un gasto más que acometer para mantener actualizados los conocimientos y destrezas de los trabajadores y la formación del nuevo personal. En este aspecto, la formación se considera como un gasto similar al de mantenimiento de las instalaciones y equipos o el consumo de energía.
  2. Sin embargo, la formación tiene también una perspectiva como inversión para las empresas, puesto que potencia el desarrollo de nuevos proyectos,  sirve de base para la mejora de la calidad de los productos,  el mantenimiento de la competitividad,  facilita la innovación y la diferenciación,  la toma rápida de decisiones y la capacidad de adaptación a los cambios.

 

Sin duda, el mayor capital de cualquier organización es su capital humano y debe estar sujeto a programas de aprendizaje permente, que pueden
  • realizarse en la propia empresa o en instalaciones externas 
  • ser desarrollados por personal propio o  por personal externo.
  • potenciar competencias en el ámbito de los conocimientos y destrezas o en el ámbito de las competencias clave (habilidades sociales,  resolución de problemas, trabajo en equipo la orientación al cliente o la comunicación, por citar algunas)
Desafortunadamente, demasiadas empresas (especialmente las de pequeño o muy pequeño tamaño) no le dan la importancia necesaria a una inteligente gestión de los RRHH, que deben estar enfocados al 100% con los valores, la misión y la visión de la organización
Shares 13
0


Add a Comment


*